5 consejos para el CUIDADO ORTOPÉDICO

Los cuidados ortopédicos forman parte del trabajo de los fisioterapeutas, ya que a través de una correcta pisada se puede lograr evitar diferentes dolores de espalda, errores posturales y otras modificaciones para mejorar nuestro estado de salud y nuestros hábitos físicos en el día a día. Toma nota de algunos consejos de expertos en ortopedia que te ayudarán a recuperar más fácilmente tu estado físico luego de una lesión, o a evitar dolores de espalda por una mala postura.

 

Human soles with painted faces close-up. Concept of feet care.

1. Cómo se usan las muletas axilares

Por su altura y diseño, las muletas de tipo axilar deben tener una altura 5 centímetros por debajo de las axilas del usuario. Si vamos a andar con dos muletas, la altura debe ser un poco mayor porque vamos a ir avanzando con una leve inclinación hacia adelante.

En caso de utilizar modelos de altura regulable, primero hay que medir la distancia entre hombros y puños, de esa manera obtendremos una distancia cómoda, y después ajustamos la altura total de la muleta.

2. Cómo escoger un buen zapato ortopédico

Los zapatos ortopédicos son muy importantes para una pisada correcta, y lo cierto es que tienen que ser cómodos. Si no has logrado encontrar un zapato ortopédico que te haga sentir cómodo al pisar, entonces has estado escogiendo mal.

Un buen zapato ortopédico tiene que ser seguro y cómodo. Se recomienda que sean cuadrangulares en la punta, con un buen espacio para la punta del pie, y además tiene que permitir una correcta respiración, flexibilidad para la pisada, ligero y con soporte para las áreas más importantes del pie.

3. Presta atención al cuidado de la piel en los pies

Mucha gente no le presta atención a la piel de los pies, y por eso la tiene seca, resquebrajada. Esto genera infecciones y hongos que pueden originar dolor y mal olor. Lo mejor es dedicarle a los pies el mismo cuidado que al resto de la piel, con cremas y productos naturales que ayuden a mantener humectada la zona. También es aconsejable realizar masajes diarios a la base del pie.

4. Mantén una buena circulación

Los pies tienen una tendencia regular a acumular líquido e hincharse. Se debe a la gravedad y a la presencia de várices en el cuerpo. Tampoco ayudan el uso de medias o zapatos muy ajustados, o sentarse cruzando las piernas por un tiempo prolongado. Una buena forma de combatir esto es elevar los pies sobre un banco suave o una almohada.

5. Cuidado de pies en lugares públicos

Un último consejo es el de tener un cuidado extra en lugares públicos. Piscinas, playas o baños públicos tienden a ser los lugares más habituales donde uno termina contrayendo hongos. Allí pueden aparecer bacterias e infecciones que terminan dañando nuestra piel.

Estos consejos para el cuidado de los pies, repetidos en innumerables ocasiones por los expertos en ortopedia, están pensados para que las personas puedan tomar consciencia de la importancia de cuidar los pies y a partir de allí tener una mejor postura y una vida más agradable sin complicaciones relacionadas con la forma de caminar, la postura o la recuperación de las lesiones.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.