La importancia de la FISIOTERAPIA VETERINARIA para nuestras mascotas

0

La fisioterapia veterinaria es una rama de la medicina orientada a la rehabilitación y desarrollo de técnicas terapéuticas para que nuestras mascotas se recuperen de lesiones o enfermedades que les han dejado con secuelas físico-motoras. Esta disciplina, que ha comenzado a desarrollarse en los últimos años, puede ayudar a numerosos animales que se encuentran afectados por enfermedades locomotoras traumáticas o crónicas. Pueden tener origen en enfermedades, envejecimiento o golpes, y dependiendo de diferentes rasgos el trabajo en rehabilitación puede tomar diferentes caminos.

La fisioterapia veterinaria más extendida en los últimos tiempos está relacionada con perros, y su objetivo es permitirles recuperar la movilidad y mejorar su calidad de vida. Las técnicas se agrupan dentro del espectro denominado fisioterapia veterinaria o fisioterapia para animales.

Las comparaciones con la fisioterapia para humanos son innegables, y utiliza muchas técnicas similares. Desde la estimulación de terminales nerviosas hasta el uso de ultrasonidos, láser, ondas de choque, aplicación de frío, calor, agua, movimientos o ejercicios puntuales para la rehabilitación de músculos y articulaciones. La fisioterapia veterinaria es completamente compatible con otras técnicas de tratamiento, buscando complementar la recuperación de los animales y creando alternativas a la medicación y a los fármacos con funcionamiento analgésico.

¿Cómo y cuándo utilizar fisioterapia veterinaria?

La rehabilitación veterinaria es indicad en determinadas situaciones, principalmente dentro del período post-operatorio por intervenciones ortopédicas en el animal. Ayuda a mejorar la recuperación ante casos de fracturas, luxaciones de rótula, desplazamientos de cadera, roturas de ligamentos o daños en el sistema nervioso como pueden ser hernias, lesiones periféricas o traumatismos en la columna vertebral del animal.

Ayuda a mantener y reforzar el funcionamiento del sistema locomotor, fortaleciendo músculos, tendones y ligamentos para el desarrollo en animales de trabajo (por ejemplo, perros de trineo). Esta disciplina de la medicina veterinaria se lleva adelante con máquinas especializadas y técnicos expertos. Ellos son los responsables de guiar las sesiones y normalmente son veterinarios especializados en tratamientos de rehabilitación.

Presencia en las sesiones

Si tu mascota necesita sesiones de fisioterapia veterinaria, lo más recomendable es que puedas estar allí para acompañarlo. Harán que tenga más confianza y tranquilidad, además de que permite aprender determinados ejercicios y técnicas que puedes ir realizando en casa para ayudar en el proceso de recuperación de tu mascota.

Consejos generales para rehabilitación de mascotas

Al tratarse de una etapa delicada, la rehabilitación en nuestra mascota debe ser tratada con paciencia y mucho cariño. Recuerda que, al igual que otros seres vivos, la recuperación cuesta y manifestar frustración y apresuramiento no ayuda a que las energías de nuestra mascota se canalicen correctamente. La serenidad y el saber de estar haciendo lo necesario deben primar por sobre la ansiedad o los nervios. De esta forma estaremos centrando nuestras energías en ayudar a la recuperación de nuestro amigo.

La rehabilitación es importante y seguir las indicaciones de la fisioterapia veterinaria porque ayudan a acelerar los tiempos de recuperación y así trabajaremos junto a nuestra mascota en recuperar sus capacidades o en hacer más llevadero el proceso de una enfermedad o lesión. Siempre el objetivo final tiene que ser mejorar la calidad de vida de nuestra mascota, aún si no recupera plenamente sus aptitudes físicas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here