MINDFULNESS para adelgazar sin ansiedad

MINDFULNESS para adelgazar sin ansiedad

Gracias a la práctica del mindfulness se podrá aprender a comer para adelgazar sin ansiedad. Una manera diferente de recuperar la relación saludable con la comida y descubrir la manera de bajar de peso.

Los expertos en la materia señalan que el estado de ánimo repercute de manera directa en nuestra alimentación. Cuando estamos estresados, alegres, enfadados o sentimos frustración va cambiando la manera de comer, la dieta empieza a sufrir modificaciones.

Los sentimientos y las distintas sensaciones pueden hacer que terminamos comiendo de forma automática y compulsiva, dejando de lado la posibilidad de disfrutar y saborear cada uno de los alimentos. Para poder recuperar un vínculo sano con la comida y mantener el peso adecuado o empezar a adelgazar sin ansiedad te daremos algunos puntos claves acerca de la salud nutricional desde el mindfulness enfocándonos en ‘cómo’ comer y dejando de lada el ‘qué’ comer.

Puntos claves para uns Dieta Mindfulness

Un punto clave será conectarse con la respiración antes de empezar a comer. En el momento de sentarte a la mesa respirar y sentir como el aire entra y sale del cuerpo, así podrás recordar dónde estás y lo que estas por hacer.

Prestar más atención a lo que vayas a comer. Así tendrás la posibilidad de descubrir los distintos sabores de los alimentos, sentir como al estar en contacto con las pupilas gustativas la intensidad cambia, y las sensaciones que se van generando a medida se va tragando los alimentos.

Es muy importante tener el hábito de comer lentamente, dándole a los alimentos el tiempo necesario para que nos regalen todo su sabor. No coloques más alimentos en la boca cuando aun te encuentras masticando.

El aroma u olor es algo que esta relacionado a los sabores. Esto generar una máxima atención al comer. El olfato cumple un gran rol a las hora de disfrutar la comida, para entenderlo solo será necesario taparse la nariz cuando se vaya a degustar un plato sabroso y notarás el resultado.

Al tener un plato delante presta atención a la presentación, las texturas y los colores de os alimentos, estos elementos que no debes dejar de disfrutar.

Comer de manera moderada, despacio para evitar que el punto de saciedad pase inadvertido. El ritmo de vida que llevamos nos genera que comamos demasiado rápido y eso trae consecuencia, por ejemplo, problemas de sobrepeso o problemas digestivos.

En la medida de lo posible hay que compartir los momentos de la comida con amigos o familiares. Desconectar los aparatos en el momento de la comida, no usar móviles, apagar la televisión, cerrar el portátil. El tiempo dedicado para comer es solo para comer y disfrutarlo en la mejor compañía.

A diferencia de las dietas tradicionales en las que se señala lo que se puede o no comer en este caso no existen alimentos prohibidos. No podemos negar que algunos alimentos ayudan a favorecer el incremento o la pérdida de peso, también debemos tener en cuenta que algunos son más adecuados para la salud.

En la Dieta Mindfulness se promueve a que las personas sean conscientes de los alimentos que se comen, lo que lleva a una mayor sensación de confianza y un incremento del autoestima. Al comer la atención se deberá mantener la atención en lo que se está comiendo, la mente se centrará en el color, sabor y textura y en la manera en que se va derritiendo en la boca.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.