Metatarsalgia, DOLOR DE PIES y cómo evitarlo

Metatarsalgia es el nombre científico de un dolor que se manifiesta en la base de los pies, específicamente en la zona del metatarso (de allí su nombre). Esta es la zona del pie donde mayor presión se ejerce cuando caminamos o corremos, por lo tanto es un dolor bastante notorio y molesto. Entre las lesiones deportivas, es una de las más habituales y hay diferentes tratamientos que los fisioterapeutas pueden realizar pensando en una mejor y pronta recuperación de los pacientes.

Si bien el dolor de la metatarsalgia suele desaparecer con reposo, es importante hacer un tratamiento temprano para evitar complicaciones. En casos graves, el dolor en la planta de los pies puede aparecer incluso sin necesidad de apoyarlo. Para evitar estos inconvenientes, sobre todo en deportistas que habitualmente pueden presentar metatarsalgia, es que los fisioterapeutas utilizan sus técnicas. También se puede manifestar en forma de durezas o callosidades en la planta del pie, conocidas normalmente como “clavos plantares”.

¿Cuáles son las causas de la metatarsalgia?

Los dolores en la zona del metatarso suelen originarse principalmente por una mala postura o por una mecánica deficiente al caminar. A cada paso que damos, se inflama la zona y termina generando dolor y molestia. Sin embargo, también hay otras causas externas que pueden favorecer la aparición de metatarsalgia, como un causado inadecuado. En el caso de las mujeres, calzado con mucho tacón termina deformando el pie y la pisada en general. Si estamos mucho tiempo en el trabajo con calzado inadecuado, el metatarse tiende a inflamarse por la presión de la cabeza de los metatarsianos y aparece el dolor.

La lesión cuyo nombre se ha extendido como metatarsalgia también puede ser ocasionada en algunos pacientes por las fracturas, la existencia de juanetes, el engrosamiento del nervio (o neuroma de Morton) o incluso la forma del pie. Suele aparecer con mayor frecuencia en pacientes con sobrepeso o mayores de edad.

¿Cómo evitar la metatarsalgia?

Para reducir las chances de sufrir metatarsalgia es importante tener cuidado con el calzado que se elige. Se recomiendan calzados de suela blanda, amplios, con tacón adecuado y de poca altura. También es muy recomendable realizar el reposo adecuado en caso de practicar ejercicio.

El hielo ayuda a reducir la inflamación por lo cual se aconseja aplicarlo sobre la zona del dolor. En caso de que el deporte genere la lesión por algún tipo de complicación específica, se recomienda realizar otra actividad física de menor impacto.

Además, y como paso fundamental para una recuperación completa o una buena prevención, asistir a un fisioterapeuta para que pueda encaminar las medidas adecuadas de cara a una realización más saludable de actividades de fuerte impacto, como el running. En caso de estar lesionado o lesionada, se recomienda hacer reposo unos días y luego visitar al fisioterapeuta. Eso sí, hay que seguir los tratamientos al pie de la letra. Una recuperación realizada a medias muchas veces puede terminar ocasionando daños peores. Por eso, en caso de sufrir dolores en la planta del pie y sospechar que pueda tratarse de metatarsalgia, toma los recaudos que aconsejamos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.