Dolor lumbar, todo lo que tienes que saber

Dolor lumbar, todo lo que tienes que saber

Aunque parezca mentira las personas más jóvenes, de entre 30 y 60 años de dad, son las que tienen más tendencia a sufrir dolores de espalda, en muchos casos se debe a una distensión muscular lumbar o dolores que aparecen por problemas del espacio intervertebral. Hoy comenzaremos hablando de las causas más comunes de la lumbagia.

Causas frecuentes de la lumbagia en personas jóvenes

Dentro de los síntomas más frecuentes encontramos los dolores fuertes o sordos en la región interior de la espalda después de realizar actividades o movimientos repentinos o después de haber levantado algo pesado.

Los expertos en la materia señalan que la lumbagia puede manifestarse mediante cualquier combinación de los siguientes síntomas: problemas o dificultad para moverse, en muchos casos el dolor es tan intenso que provoca que el paciente no se pueda ni mover ni poner de pie.

Dolor que no se irradia por la pierna o dolor que se extiende a la región de la ingle, nalga o parte superior del muslo, rara vez llega hasta la rodilla. El dolor puede ser sordo, punzante. También pueden darse espasmos musculares que, de no tratarse, pueden volverse graves y realmente muy molestos.

Una de las causas más frecuentes de la lumbalgia agua es la distensión de un ligamento o de algún músculo de la zona de la espalda. Se puede generar al levantar algo pesado, realizar un movimiento brusco o torcerse. Esto generaría un estiramiento de los ligamentos o de los músculos generando desgarros microscópicos.

El grado de dolor que se provoca en una distensión muscular lumbar puede ser una leve molestia o un dolor muy fuerte e incapacitante, esto dependerá del grado de la distensión y de los espasmos musculares lumbares que se provocan por la lesión.

Estas distensiones frecuentemente se terminan curando solas, después de un tiempo de descanso, aplicar calor o hielo según el caso, realizando estiramientos leves y progresivos y tomando, cuando el médico lo indica, antiinflamatorios. Los profesionales también suelen recomendar la realización de ejercicios para la parte inferior de la espalda.

Síntomas de la ciática

Otro tipo de molestia o dolor frecuente es la ciática. En este caso estamos frente a un dolor que, por lo general, es persistente que se recrudece por unos días o semanas y luego empieza a disminuir. El dolor empieza en la espalda, bajando hasta la nalga, la pierna y el pie.

El dolor suele ser más molesto en la pierna y en el pie. Generalmente se siente en una sola pierna o en una sola nalga. Las molestias se incrementan notablemente después de pasar un rato sentados o al estar un tiempo considerable de pie, aliviándose cuando se vuelve a estar en movimiento o caminando. Es un dolor que se caracteriza por ser muy fuerte, presentándose como ardor u hormigueo en lugar de ser un dolor sordo o punzante.

Recordemos que cuando hablamos de ciática nos estamos refiriendo a los síntomas provocados cuando la raíz nerviosa de la columna lumbar es comprimida, provocando dolor y adormecimiento que pasan por el nervio ciático mayor que provoca molestias en las nalgas, piernas, pies. En las personas adultas la ciática puede generar diferentes afecciones, la más común es una hernia discal lumbar, también provocada por discartrosis, la espondilolistesis ístmica y otras afecciones.

Foto | Pixabay

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.