¿Para qué realizar el drenaje linfático en piernas?

El Drenaje Línfatico Manual es una técnica utilizada en fisioterapia que ofrece excelentes resultados en casos de retención de líquidos. Su finalidad es estimular el sistema linfático y, por lo tanto, favorecer la circulación.  El drenaje linfático es además muy eficaz para combatir las piernas cansadas y prevenir las varices.

El drenaje linfático de piernas es considerado como uno de los más indicados en los pacientes que sufren pesadez de piernas con edema al final del día, pues su objetivo es eliminar el estancamiento sanguíneo, que es conocido como estasis venosa o varices. Este tipo de pacientes presentan unas piernas muy hinchadas debido a una mala producción de la linfa, por lo que este tipo de tratamientos suplen las carencias del organismo y aseguran el buen funcionamiento del sistema linfático del cuerpo, ya que este tipo de masajes son específicos para estimular la circulación de la linfa. Esto se logra gracias a la realización de masajes suaves y lentos con los que se logra la estimulación de los vasos linfáticos.

Es importante aclarar que, el masaje linfático no elimina la celulitis aunque es muy beneficioso para reducirla. La celulitis es el resultado de una acumulación de líquido entre el espacio de las células, produciendo hinchazón. Este líquido, está compuesto por agua, grasas, proteínas y otras sustancias, que ejercen presión sobre el tejido subcutáneo provocando la llamada “piel de naranja”. El drenaje linfático ayuda a que se produzca fluidez e intercambio entre los tejidos y fomenta la eliminación de tóxinas, lo que ayuda a una disolución paulatina del problema.

Para empezar a notar los resultados es necesario un mínimo de 10 sesiones de una hora de duración y, posteriormente, una sesión semanal de mantenimiento.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.