Estrés y fisioterapia

0

Estrés y fisioterapia

Existen muchas razones por las cuales el estrés nos afecta en la vida cotidiana. Tengamos en cuenta que el estrés es una respuesta inespecífica que genera el organismo frente a estímulos que pueden ser peligrosos para él.

En términos generales podemos decir que cuando se tiene estrés se está frente a un proceso adaptativo que genera una serie de mecanismos de emergencia para la supervivencia de cada persona, preparándola para una activad motora inmediata, ya sea cuando se está frente a un ataque o una huida, acciones que son reguladas por el sistema nervioso autónomo.

Esto puede ser tomado como algo negativo cuando las demandas de la situación que genera estrés termina desbordando los recursos que tenemos, ya que se mantiene en el tiempo y el organismo no llega a recuperar los niveles de activación normales.

En conclusión, el estrés tiene un lado positivo que sea necesario para la activación y la motivación y para la acción. Pero también tiene, obviamente, un lado negativo, ya que el estrés es nocivo que rompe el equilibrio del organismo.

Cómo ayudar a que la fisioterapia mejore el estrés negativo

En primer lugar debemos aclarar que el mejor profesional que puede ayudar a una persona a superar los cuadros de estrés es un psicólogo. Ellos podrán derivar a otros profesionales si lo consideran necesario.

Por otro lado, no podemos desconocer el vínculo que existe entre el estrés y el dolor, el dolor puede ser una consecuencia del estrés, pero también puede ser una causa del mismo. Dada la importancia que tiene para los fisioterapeutas el tratamiento del dolor ese es el punto en que pueden beneficiarse los pacientes en relación a lo que el estrés se refiere.

Entre las diferentes terapias que existen para los pacientes hay dos influyen de manera positiva en el control del estrés, el ejercicio y la terapia manual. El ejercicio de tipo aeróbico es una herramienta importante antiestrés por su influencia sobre el sistema nervioso autónomo. Así se conseguirá cargarnos de energía y poder relajar el cuerpo. Una buena rutina creada por el fisioterapeuta es una gran mejoría del paciente tanto a nivel físico como psicológico

Nadie puede dudar acerca de los beneficios psicológicos y sociales de los tratamiento de la terapia manual y más puntualmente de la masoterapia. Gracias a ella actuamos de manera directa sobre le cuerpo, ayudando en la relajación y eliminando la sensación de agobio que aparece con el estrés, entre sus diferentes efectos.

Por todas estas razones que fuimos enumerando a lo largo del artículo podemos aconsejar que siempre que se sienta estrés no hay que dudar en consultar con un psicólogo para poder controlarlo, y recordar que la fisioterapia, por sus características y el tratamiento directo con el paciente, ayuda a mejorar la sensación de bienestar y la calidad de vida, así se podrá volver a conseguir el equilibrio que se pierde cuando el estrés se termina convirtiendo en una rutina.

Otro punto importante que hay que tener siempre en cuenta es consultar con el médico cuando se considere que la salud esté en peligro y buscar las mejores opciones en cada caso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here